El municipio de Ovalle pretende insertarlo entre los operadores locales como una ruta obligada de los visitantes, destacando la relación entre la astronomía y la arqueología.

Con el objetivo de incentivar el turismo local, el municipio de Ovalle a través del Departamento de Fomento Productivo, ha instalado una serie de rutas que reflejen los lugares típicos y más significativos que posee la comuna.

Uno de estos lugares es el Monumento Nacional Valle del Encanto, que se caracteriza por la presencia de la cultura diaguita, a través de petroglifos y piedras tácitas.

A este evento asistieron operadores turísticos, prensa nacional y delegaciones de un campeonato nacional que organiza la Asociación de Funcionarios Municipales (Asemuch), quienes valoraron la iniciativa de potenciar sectores que reflejan la historia de los ovallinos.

En esta ocasión los guías de este valle explicaron el significado de cada uno de los petroglifos en la primera parte de la visita.

Posteriormente, David Orellana, docente de la Universidad de La Serena y director del Centro de Acercamiento Didáctico a la Astronomía (CADIAS), destacó la importancia del monumento desde una mirada arqueológica, por su aporte a la cultura del país; y a también desde el ámbito astronómico, por la creencias de las culturas indígenas para posicionarse en lugares que para ellos eran sinónimo de vida y su relación con el cosmos.

Luego el cuenta-cuentos colombiano Daniel Hernández, efectuó una recreación de la mitología existente en torno al Valle del Encanto, acompañado por la música de raíz folklórica de la agrupación Vientos del Pueblo, en una zona de rocas y sólo iluminado por antorchas.

Este tour concluye con una observación astronómica que tuvo como objetivo explorar vías de estudio para tratar de encontrar los caminos hacia los conocimientos matemáticos de esta cultura indígena, con el fin de iniciar un trabajo guiado por las historias míticas y por una serie de indicios de antiguas técnicas que han quedado plasmadas en la propia arqueología del lugar.

La turista santiaguina Marcela Menares estima que “es raro cuando estas en este lugar, porque cuando pasas por aquí no lo tomas en cuenta, son los arbolitos y un cerro más, pero cuando te detienes y te explican la historia del lugar y al ambiente que se produce, como que te llevan a ese momento.

En tanto, que para el visitante capitalino Manuel Campusano el recorrido es realmente hermoso y bonito, son cosas que uno no conoce, es plenamente recomendable, algo distinto y tranquilo, para salir un poco de la rutina.

David Orellana, uno de los guías de la jornada, explica que el Valle del Encanto explica a los turistas la relación entre rutas migratorias que esta plasmada en las piedras, en el arte rupestre y a través de todo el paisaje. La astronomía y la arqueología tienen un punto en común, lo que permite construir también una relación entre paisaje y mundos temporales.

Por su parte, Mariano López, encargado de Fomento Productivo del municipio ovallino, explicó que lo importante de la actividad es que los tour-operadores e hagan parte de la puesta en valor del Valle del Encanto. Es por ello, que se elijen actividades nocturnas, con un carácter lúdico, para incentivar a los visitantes.

La Alcaldesa de Ovalle, Marta Lobos, explicó que para nosotros es una necesidad primordial contar con alianzas público-privadas destinadas a promover la ciudad como un destino obligado de la región de Coquimbo. Con estas iniciativas, estamos acercando a los operadores a conocer nuestras riquezas culinarias, históricas y patrimoniales. Sobretodo ahora que tenemos la construcción del Casino de Juegos ad portas, como también la remodelación del estadio municipal, obras que cambiarán el rostro e la ciudad para siempre.

HISTORIA

Cabe recordar que este monumento nacional se encuentra ubicado a 24 kilómetros de la ciudad de Ovalle y se ha hecho conocido en todo el país por contar con asentamientos indígenas como petroglifos, pictografías, piedras y tacitas o morteros. Este lugar fue descubierto arqueológicamente en el año 1946 y fue declarado monumento histórico nacional el 5 de febrero de 1973.

Recibió su nombre al conocerse diversas leyendas que dicen que el lugar estaría encantado pues posee excelentes condiciones principalmente la existencia de agua permanente en su lecho, incluso en años secos. Las excavaciones en el Valle del Encanto han permitido determinar que fue habitado desde hace casi 4.000 años por grupos de cazadores y recolectores.

Sin duda, el lugar se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos del país por la magia que genera en quienes lo visitan.

Oferta especial

Recuerda mencionar PortalDeCoquimbo.com